¿Fallo deliberado o decisión empresarial? Microsoft se enfrenta a una polémica por parte de sus usuarios al detectarse, por parte de uno de ellos, que los ordenadores compatibles con Windows 10, la nueva versión de su popular sistema operativo, almacena una copia de la actualización pese a no haber solicitado la actualización.