Este año se ha colocado la segunda marca con mayores ventas en España, la tercera a nivel global solo superada por Apple y Samsung

 En el mundo de la tecnología sucede algo en particular: hay muchas compañías de servicios que operan bajo una concepción de negocio destinada a la empresa, pero que son totalmente desconocidas para el usuario de a pie. En la otra orilla, el ámbito del consumo, lo que llama a las puertas de los hogares. Las marcas comerciales que allí se encuentran son altamente reconocidas por las grandes masas de público. Pero en este terreno la competencia es muy alta y no todos los que deciden apostar por ella salen airosos de la batalla.

Huawei, firma china que ha cumplido este año 15 años en España, apostó tarde (2008) por el consumo a pesar que antes había producido productos marcas blancas anteriormente. Pero no por ello ha fracasado en el intento. Al contrario, ha pasado de estar abajo a arriba en muy poco tiempo, siendo ya elsegundo mayor vendedor de «smartphones» en España y el tercero a nivel global, según datos de las firmas de análisis Kantar e IDC. «La unidad de consumo es donde más ha evolucionado la marca», explica a este diario Álvaro Galán, gerente de marketing de la compañía.

En 2008 se estableció la unidad de consumo. Anteriormente, su principal activo era el negocio de redes, comunicaciones de datos y servicios de telecomunicaciones. Y dos años después, en poco tiempo, la empresa puso el foco en el mundo del «smartphone» en un momento en el que los sistemas operativos iOS y Android habían hecho explosión. Fue entonces cuando coquetea con diferentes operadores para poner la mano de obra a los dispositivos marca blanca.

La jugada, pues, le salió redonda, pero no tardó demasiado tiempo (2012) en dar un importante giro y apostar por la comercialización propia con apoyo de otras operadoras como Yoigo y Telefónica. Es en 2013 cuando da el gran salto a consecuencia de «esta naturaleza de marca que teníamos a nivel global», llegando a vender un millón de dispositivos ese mismo año en nuestro país, uno de los «principales mercados» en estos momentos. «Ha sido una transformación del producto y posicionamiento de la marca», recuerda en declaraciones a este periódico.

«Parte de nuestro peso global ha sido la participación del mercado chino, como es tan enorme tiene un impacto gigantesco», agrega por su parteRamiro Larragán, Director de Marketing de la Unidad de Negocio de Consumo de Huawei, quien considera que la entrada de la marca en el mercado del teléfono móvil «ha sido de una manera bastante natural». En su opinión, el esfuerzo de la firma en posicionarse en el competitivo negocio de la telefonía móvil no ha hecho más que empezar: «Queremos pasar de ser una marca que tiene calidad y a precio razonable a convertirnos en una marca apreciada». Y la tarea, en efecto, es ardua. Actualmente, se encuentra en «un ejercicio de reposicionamiento» que permita a la empresa «competir en igualdad de condiciones» con otras firmas como Samsung y Apple.

Desafiando el estigma chino

Huawei, con todo, ha tenido que pelear, además, contra la concepción de los usuarios occidentales que los productos asiáticos tienen poca calidad, un estigma que la firma ha tenido que capear en los últimos años, aunque cree que esa visión es poco acertada en estos momentos: «China es prácticamente un continente, es gigantesco, y tiene muchos niveles de calidad. Estamos en un nivel muy alto. La percepción de ‘chino es de baja calidad’ no creo que sea tan generalizada y a nosotros no se nos aplica», asegura Larragán.

«El salto que ha dado Huawei en españa en los últimos años es algo muy difícil de comparar y de igualar. Estamos hablando de una empresa que antes nadie la conocía a nivel de consumo y, ahora, somos la segunda marca en España», valora a este diario Larragán.

«Tenemos que mantener los términos de volumen que que soportamos y tenemos que subir en alta gama con lanzamientos que sean realmente relevantes. Creo que la vocación de las marcas es convertirse en la marca número del mercado», añade. «Huawei va de abajo hacia arriba a un ritmo muy alto, es la marca a la que se incorporan nuevos usuarios, que rompe moldes, la gente que es inconformista. Esta situación que se puede adivinar en el mercado español puede suceder a nivel global». A su juicio, Huawei va ocupando «ese espacio que Samsung y Apple van perdiendo».

El año de las alianzas con terceros

Huawei, en estos momentos, amenaza a otros gigantes de la talla de Samsung y Apple que copan los primeros puestos de ventas a nivel global y mantiene su compromiso de permanencia y crecimiento de cara al futuro. Las alianzas con terceros, además, se han reforzado este año en diferentes ámbitos (servicios en la nube, ciberseguridad, desarrollo de redes 5G, coches conectados... ) en aras de «potenciar una parte estratégica de la compañía. «Hemos empezado a consolidarlo este año, peor va a ser una base para el futuro», sostiene Galán. «Ahora mismo tenemos muchos frentes abiertos, es un momento bastante curioso porque hablamos de nuevos servicios que abren posibilidades al mundo smartphone».

abc.es