fbpx
Vie, Sep 20, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Una broma -aparentemente inocente- se volvió sumamente viral en Twitter, y provocó que miles de usuarios perdieran el acceso temporal y en otros casos de manera definitiva a sus cuentas por el simple hecho de cambiar la fecha de nacimiento en cada uno de sus perfiles.

La compañía ESET advirtió que en los últimos días circularon muchos mensajes en esta red social invitando a los usuarios a cambiar su año de nacimiento al 2007 con el supuesto pretexto de conseguir una mejora en los colores de la aplicación móvil y la forma en ver todos los tuits. Desgraciadamente esto perjudicó a muchos.

¿Qué pasó, era solo una broma?

El problema es que twitter cuenta con una verificación de edad como norma para poder utilizarlo, así que cuando cambias tu año de nacimiento por el 2007 inmediatamente tu cuenta resulta bloqueada porque es necesario ser mayor de 13 años.

Cualquier cuenta que indique tener menos de esta edad es automáticamente bloqueada y aparecerá un mensaje indicando que no cumple con los requisitos mínimos de edad para la utilización de la plataforma.

Según ESET, al menos 34 mil usuarios de Twitter comentaron este mensaje que invitaba a cambiar la fecha de nacimiento, días después el tema se volvió tendencia mundial y varios incautos realizaron el cambio en su configuración de cuenta.

Debido a la magnitud de interacciones y cuentas que hicieron este cambio, forzaron a Twitter a informar que se trataba de una broma que buscaba bloquear las cuentas de aquellos desprevenidos que efectivamente indicaran que habían nacido en 2007.

¿Cómo recuperar nuestras cuentas?

Los usuarios bloqueados deberán enviar una documentación de identidad válida para justificar que se trató de un error o bien avisar que fueron víctimas de la "bromita". Igualmente deben verificar que son mayores de 13 años desde que la fecha en que crearon su cuenta.

Por esta última razón varias cuentas no pudieron ser recuperadas ya que aunque la mayoría de ellos hoy en día son mayores de edad, varias cuentas habían sido creadas por usuarios que en ese momento no eran mayores de 13 años.

Algunos de los perfiles afectados fueron creados hace más de 10 años y dado las nuevas regulaciones de la GDPR, Reglamento General de Protección de Datos, que prohíbe que haya contenido en la red social posteada por usuarios menores a 13 años, directamente se bloquean las cuentas sin posibilidad de recupero.

La razón es que Twitter mencionó que no puede verificar fehacientemente qué contenido fue publicado antes de que el usuario cumpla los 13 años y cual después.

Teniendo en cuenta la Ley de protección de datos, que busca garantizar la integridad de la información de los usuarios y clientes, ESET acerca una guía por país que explica los estándares y regulaciones globales, locales y las medidas de seguridad a implementar para alcanzarlas:

“Un aspecto a destacar de esta “broma” es la importancia respetar las edades fijadas por cada plataforma o red social. Si el usuario comienza a utilizarlas a partir de una mentira, en algún momento podrá verse enfrentado a la realidad de perderla y con ella todo el contenido publicado. Todo esto simplemente por no haber cumplido con las normas y políticas de uso de la misma.”, mencionó Camilo Gutiérrez, Jefe de Laboratorio de ESET Latinoamérica.

Asimismo, si un usuario quiere actualizar su edad a la edad correcta, ya que hoy entraría dentro de los parámetros de uso de la red, estaría ante la misma situación de perder su cuenta (seguidores, contenido, etc.) por haber mentido en el momento de su creación. Para continuar utilizando la red social, tendría que generar una cuenta completamente nueva con la que deberá comenzar desde cero a generar contenido, conseguir seguidores.

Las nuevas regulaciones van en línea con el control de datos personales buscando resguardar a los usuarios. A su vez, las empresas que manejan estos datos están obligadas a tomar medidas cada vez más estrictas en lo que hace al control de los mismos, especialmente cuando se trata de contenidos que puedan llegar a ser vistos o manejados por menores de edad.

“En un caso extremo, si un menor quiere utilizar una red social que no está disponible para su edad, lo que se recomienda es que lo haga solo en caso de ser acompañados por sus padres o tutores, utilizando la cuenta de un adulto responsable”, concluyó Gutiérrez.