Imagen de referencia

La compañía estadounidense WhatsApp aún no ha ofrecido respuesta alguna a la avería que sufrió durante la noche del pasado miércoles 3 de abril. Con el paso de las horas, eso sí, han ido trascendiendo datos acerca de una situación que, por increíble que parezca, causó algún que otro quebradero de cabeza a sus usuarios. Fue una caída a nivel internacional que se prolongó desde las 22 horas hasta una media hora superada la media noche. Tampoco las ha ofrecido Facebook, propietaria de la aplicación.

Unas horas en las cuales la actividad se dirigió hacia aplicaciones como Line o Telegram. Algunas informaciones señalan que todo se pudo deber a un problema con los servidores de la compañía, en ese proceso patente que pretende pasar a un modelo de almacenamiento íntegro en la nube.

Pero WhatsApp regresó a eso de las 4:30 (hora nicaragüense). En Estados Unidos, según reportó el sitio Downreport, se empezaron a producir caídas desde las 17 horas. Hasta cinco horas después no llegaron los problemas a España. Las redes sociales no dejaron pasar el momento y los usuarios se mofaron.

 

Información de: Ideal.es