Imagen de Referencia

Artículo de opinión. Arantxa Aguilar

La Constitución Política de Nicaragua establece en su Art. 30 que todas y todos los nicaragüenses tienen derecho a la libertad de expresión y movilización. Esto permite a la ciudadanía independencia para expresarse sobre las distintas situaciones y necesidades que aquejan a los habitantes de este país.

En los últimos años hemos visto como a ciertos sectores de la población no se les ha permitido manifestar ni expresar sus opiniones porque estas no son compatibles con las del Gobierno.

La represión al estilo Ortega - Murillo se ve en cada manifestación o expresión

El Gobierno de Nicaragua ha optado por ir cerrando espacios a la ciudadanía; la apropiación desmedida de los medios de comunicación desde el año 2010 ha puesto en evidencia una de las mayores estrategias de la familia presidencial al querer controlar la opinión pública, silenciar la corrupción y las acciones desmedidas cada vez arremeten contra la población. La manipulación mediática le da pauta a la familia presidencial para proteger sus intereses de perpetuarse en el poder. Al asegurar el dominio de los medios pretenden limitar los espacios para denunciar, alejarnos de la realidad e imponer su autoritarismo.

La lejanía con la que se trata la realidad de la Costa Caribe es una de las consecuencias de la ignorancia en la que se maneja en la opinión pública por la falta de información en los medios de comunicación, sin embargo, gracias a las redes sociales nos damos cuenta de los constantes sucesos y denuncias sobre la represión que el Ejército de Nicaragua y la policía ejerce en dicha zona.

Por otro lado, las constantes represiones que se viven en las calles cada vez que cualquier grupo de manifestantes quieren expresar su sentir sobre las acciones ilícitas que se presentan en la sociedad y en el Gobierno son reprimidas por la Policía, el Ejército y grupos de choque del partido de gobierno. Este tipo de represión las hemos visto en un sinnúmero de manifestaciones; #OcupaINSS es un caso emblemático por la impunidad sobre el actuar de la Policía hacia las acciones de un grupo de jóvenes catalogados como “niños malcriados” cuando en realidad estaban luchando por una causa justa de los adultos mayores.

#OcupaINSS es de las eventualidades más sonadas debido a la represión hacia ancianos / Tomada de Twitter

ocupa

Las manifestaciones de mujeres en rechazo a la violencia y los casos de femicidios, la lucha por el reconocimiento de sus derechos y libertades han sido restringidas al ejercer su derecho a manifestarse. Por otra parte, las odiseas que viven los campesinos siempre que estos quieren expresar su inconformidad sobre la decisión del Estado de imponer la Ley 840, estatuto que perjudica la soberanía del país, el territorio indígena y campesino de miles de nicaragüenses incluyendo el gran Lago de Nicaragua. Las represiones en los últimos años han sido constantes y los atropellos contra la población han dejado grandes saldos de muertos y heridos en distintas zonas de Nicaragua.

Estas expresiones de sometimiento han sido posible gracias a una de las mayores estrategias de manipulación de la familia presidencial. El secuestro de las instituciones del Estado y las políticas hegemónicas sobre las mismas dejan expuesto en gran medida la protección de los nicaragüenses y la confianza sobre estas instituciones es completamente nula entre la población.

Este dominio que ejerce el partido de gobierno sobre las instituciones cultiva la incertidumbre al momento de aplicar justicia porque no existe un órgano independiente estatal que le proporcione seguridad a la ciudadanía para que ésta haga denuncias sobre lo que les genera malestar. Las instituciones del Estado se han vuelto inaccesibles en este punto y la justicia en Nicaragua se ha hecho una necesidad ante la adversidad que el autoritarismo de la familia Ortega - Murillo desprende como medida para perpetuar en el poder.

No se puede ignorar que el despotismo y la represión que se vive en el país son escondidas bajo la sombra del populismo asistencialista que este Gobierno promueve y no es más que una práctica vulgar para jugar con la ignorancia de la gente. El pueblo en muchos casos se calla mientras es manipulado con medidas paliativas que tienen sus bases en acciones autoritarias que la familia presidencial ejerce sobre los ciudadanos.

#OcupaINSS revoluciono los movimientos sociales en Nicaragua y los llevo a una era digital / Tomada de Twitter

policia