fbpx
Vie, Sep 20, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Lo que se conoce como rayos del sol contienen lo que se llaman Rayos Ultra Violeta (UV) los cuales tienen diferentes efectos como ser la activación de las células del color llamadas melanocitos([1]) y también tienen un efecto destructivo sobre las células que forman parte de la piel.

De forma que, si se piensa bien, mientras mayor sea la exposición al sol sin ninguna protección mayores serán los efectos, es decir mayor producción de melanocitos, mayor coloración o lo que se llama bronceado o hasta manchas, mayor exposición, mayor destrucción de las células pudiendo llegar hasta la quemadura, además exposiciones frecuentes hacen que la piel progresivamente pierda sus propiedades como firmeza, elasticidad, contextura teniendo como efecto final arrugas y resequedad.

 Cuidados de la piel ante el Sol del Verano

Con el verano los niños pasan mucho tiempo jugando afuera o en las playas y albercas, expuestos a los efectos del sol. Existen ciertas medidas que se deben tomar para evitar que los rayos de sol veraniegos causen daños en los niños.

Nunca se debe prescindir del uso de protector solar. Éste debe tener un factor de protección y debe re aplicarse cada vez que el pequeño salga del agua, no importa si la crema dice ser resistente al agua. Se debe aplicar sobre piel seca y con 30 minutos de anticipación a la exposición solar.

Si se compra una marca nueva de protector, primero se debe probar la crema en la muñeca del niño y esperar una media hora para ver si su piel no presenta reacciones adversas. Las cremas de protección solar no son un ítem en el que se puede ahorrar.

En niños con piel delicada, se prefieren marcas hipoalergénicas recomendadas por su dermatólogo y mantenerles puesta la camiseta y gorra siempre que sea posible. Muchos dermatólogos van a recomendar que niños de piel especialmente delicada no sean expuestos directamente al sol hasta cierta edad.

Un bebé de menos se seis meses no puede ser expuesto al sol, por lo cual no se recomienda llevarlo a la playa o alberca en el verano, aun cuando se encuentren bajo una sombrilla, ya que su piel aún se encuentra en proceso de maduración.

No porque un chico esté dentro del agua se encuentra protegido, sino que, al contrario, ya que el sol se refleja en el agua y llega con más fuerza a la piel. El tiempo que los niños pueden permanecer dentro del agua no debe ser mayor a los 25 minutos.

Es muy importante mantener a los chicos siempre hidratados, llevando con nosotros jugos, agua, leche, etc.

Consejos para el verano

No exponer al sol a los menores de seis meses de edad, ni aplicar pantallas solares sobre su piel.

Evitar la exposición solar entre las 10 y las 15hs, como así también superficies que reflejan la luz.

No olvide que el agua, la arena y la nieve reflejan los rayos ultravioletas en más del 80%.

Es necesario protegerse también los días nublados porque los rayos pasan a través de las nubes.

Cubrirse con sombrero y ropas, preferentemente de algodón de trama cerrada.

Aplicar protectores solares con FPS (factor de protección solar) 15 o mayor sobre toda la piel descubierta, treinta minutos antes de la exposición y reaplicarlo cada dos horas o después del baño.

Evitar exponerse al sol si está medicado con drogas que puedan producir fotosensibilidad.

Evitar dispositivos para bronceado artificial. Las lámparas y camas solares para fines cosméticos pueden producir efectos irreversibles en la piel.

Cuando tomar el Sol

La luz solar produce rayos infrarrojos (calor), luz visible (colores), ultravioletas (UVA, UVB) que producen el bronceado y los cambios celulares que predisponen al cáncer. Esta radiación es mayor entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. A estas horas el nivel de radiaciones UV es mayor, más agresivo y cancerígeno.

Cómo tomar el Sol

El bronceado es un mecanismo de defensa de la piel, ya que ejerce un efecto de filtro de rayos UV. La exposición al sol en pieles normales se debe realizar aumentando 10 minutos de exposición cada día, desde el primero que no debe exceder los 15 minutos, evitando las horas del mediodía. A los 10 días la piel estará preparada para soportar el sol sin problemas excepto los de acumulo de radiación solar (importantes para prevenir el cáncer de piel).

Se debe tener en cuenta que tipo de piel tiene cada uno, los pelirrojos y rubios tiene muy poca capacidad de tolerar la radiación solar, los castaños tienen una tolerancia que puede considerarse normal, y los de piel oscura toleran mayor velocidad en la toma de sol.

 

¿Qué son los Protectores Solares?

Los factores de protección solar únicamente ofrecen un incremento en el tiempo de tolerancia a los rayos solares (especialmente por rayos UVB), pero no anulan, en general, los efectos del sol en su totalidad.

Se demuestran inútiles en espectros de acción amplios y para filtrar rayos UVA y luz visible ( excepto el Avene 60). En estos casos puede ser eficaz los filtros a base de dióxido de titanio.

Los factores de protección deben aplicarse 30-45 minutos antes de iniciarse la exposición al sol, siendo eliminados por el sudor y el agua. Por ello se deben de aplicar frecuentemente y sobre todo después del baño.

Los índices de protección son el factor por el que se debe multiplicar para saber cuanto tiempo nos protege, ejemplo: Un factor de protección 20 permite exponerse al sol 20 minutos como si fuera solo 1 minuto. El filtro 50 permite 50 minutos como si fuera 1. Podremos encontrar filtros desde factor 2 hasta factor 50 o más que se llaman totales o pantallas.

 

Los niños pequeños y el sol

Los recién nacidos y los bebés menores de 5 meses no deben exponerse al sol, hasta los tres años, con mucho cuidado.

Los mayores de esta edad deben de exponerse al sol, ya que es un productor de vitamina D, pero no deben exponerse a un broceado intenso y sobre todo a quemaduras, deja la piel muy predispuesta a cáncer en el adulto, su piel es mucho más frágil a modificaciones por la radiación solar. Siempre con filtros solares. La radiación solar se acumula y su efecto cancerígeno es acumulativo con la edad.

 

¡No olvidar el tema de la deshidratación por el calor!

Tomar el sol durante el embarazo

El problema en el embarazo con el sol es la aparición de manchas solares lo que se llama cloasma, que aparece en la cara y no suele ceder después del embarazo.

Píldora Anticonceptiva

Las mujeres que toman la píldora anticonceptiva, ¿deben tener mayor cuidado con el sol?

Es un medicamento llamado fototóxico, es decir que produce mayor absorción de la radiación solar y solo por zonas lo que produce el cloasma o las manchas de café con leche, muy mal toleradas estéticamente.

Cuidados Especiales

Los cosméticos con perfumes producen manchas solares por el efecto fototóxico, el sol debe de tomarse con la piel limpia y con filtros protectores, nada más.

Los rayos UVA, se consideraban menos agresivos que los rayos UVB, pero tiene un riesgo suficiente para ser cancerígeno, son acumulativos sus efectos además de su efecto de envejecimiento cutáneo. Cuanto menos mejor.

Algunos consejos para personas con problemas con el sol

Debe reducir al mínimo posible la exposición de su piel a los rayos ultravioletas y a la luz visible de onda corta. Estos son algunos consejos que pueden ser de utilidad:

Salga al aire libre sólo antes de las 9 de la mañana y después de las 4 de la tarde

Utilice ropa y un sombrero de alas anchas que no permita la penetración de la luz.

Evite la exposición prolongada a las lámparas fluorescentes.

Proteja su cara y manos con el factor de protección solar más elevado que encuentre.

Utilice gafas de sol.

No se entretenga hablando con sus amistades en la calle.

Si le dejan escoger, pase las vacaciones en lugares nublados o lluviosos.

Coloque protecciones opacas a los rayos ultravioletas en los cristales de su coche

Utilice filtros solares.

Educar a los menores y adultos para tomar una actitud preventiva en su actividad al aire libre.