fbpx
Sáb, Sep 21, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Imagen de referencia

Después de estimar la incidencia de esta enfermedad en 200 países, un estudio de la Escuela de Salud Pública T.H.Chan de Harvard reveló que 2,9 millones de los 6,7 millones de casos proyectados de cáncer infantil en la próxima década se perderán.

Un estudio de la Escuela de Salud Pública T.H.Chan de Harvard, Estados Unidos, acaba de demostrar que ni siquiera la mitad de cánceres infantiles que se presentan en el mundo son diagnosticados. La investigación, publicada en la revista Lancet Oncology, sostuvo que solo el 56 % de casos registrados en 2015 fueron tratados por los sistemas de salud. (Lea: La odisea de una mujer para hallar a su madre biológica)

Para llegar a esa conclusión, los autores desarrollaron un modelo que simulara la incidencia de esta enfermedad en 200 países. Su metodología fue cruzar datos como crecimiento poblacional, urbanización, referencias del sistema de salud y variación geográfica en la incidencia del cáncer, entre otra información. Con base a ello, los científicos estimaron que los diagnósticos de cáncer infantil varían entre regiones. Mientras en Europa occidental y Norteamérica hay una prevalencia del 3 %, en África occidental un 57 % no son diagnosticados. En Asia el porcentaje es de 49 %. 

Con ese panorama, los investigadores precisaron que el 92 % de los nuevos casos de cáncer se producen en países de ingresos bajos y medios. De ahí su estimación de que el 43% de casos de este tipo, proyectados para la próxima década se perderán sin ningún diagnóstico. De acuerdo con Zachary Ward, autor principal de la investigación, "este modelo sugiere que casi uno de cada dos niños con cáncer nunca se diagnostica y puede morir sin tratamiento", sostuvo el estudiante de doctorado en políticas de salud en la Escuela de Harvard Chan al portal de esta universidad.

El estudio, patrocinado por el Hospital Infantil de Boston Children's Hospital y el Instituto de Cáncer Dana-Farber, tenía como propósito evaluar el estado del sistemas de salud frente a esta enfermedad, específicamente en menores de edad. Los resultados, pretenden los autores, inspire nuevas políticas sobre la gestión de los cánceres infantiles. Porque "la cobertura universal de salud, un objetivo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, debe incluir el cáncer en los niños como una prioridad para prevenir muertes innecesarias", indicó Rifat Atun, profesor de sistemas de salud mundiales y autor principal del estudio para el mismo portal.