fbpx
Mié, Sep 18, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 858

Muchos pacientes con VIH por diferentes causas han optado por abandonar los esquemas de tratamiento. 

 El Ministerio de Salud (Minsa) reporta un total de 11,376 personas con VIH en el país, pero solamente 3,436 de ellas toman sus tratamientos antirretrovirales.

Óscar Núñez, coordinador del programa PrevenSida de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), dijo que en el país el medicamento está disponible gratuitamente, pero el abandono a la terapia es alto, aunque no precisó cifras.

Además señaló que hay muchas causas para que un paciente con VIH decida abandonar su tratamiento y no se puede culpar al Minsa.
“Usualmente la enfermedad te deprime. Tener ese diagnóstico es algo que te afecta emocionalmente. A veces (el abandono) está asociado a la pobreza, dificultades para alimentarte bien y tomarte tu medicamento, dificultades económicas para ir a la atención a retirar el medicamento”, dijo Núñez.

También explicó que algunas veces esta enfermedad está asociada con el consumo de licor u otras drogas, es decir, hay un entorno social o cultural que influye para que la persona no sea adherente (cumpla las dosis) al medicamento recetado.

Por su parte, Leticia Romero, presidenta de la Asociación Nicaragüense de Personas con VIH (Asonvihsida), dijo que ahora que hay tratamiento el estigma y la discriminación están limitando a que puedan acceder a estos. “Nuestros jóvenes se nos están muriendo en los hospitales”, dijo Romero. Además apuntó que hay bastantes casos de abandono de tratamientos en el país, pero la organización que dirige está trabajando para disminuir dicho factor.

“Lamentablemente son personas jóvenes, son madres que no pueden dejar a sus hijos en abandono. Sin embargo el tratamiento sigue siendo difícil. Aún siguen falleciendo (las personas con VIH) en sus hogares por temor a ser discriminados y ser señalados. Quiero recalcar algo: que hasta ahorita el VIH no mata a nadie, lo que mata es la discriminación y la indiferencia”, sostuvo Romero.

Con Informacion La Prensa.