La Federación Nicaragüense de Fútbol (Fenifut) informó este fin de semana que su Comité Ejecutivo decidió suspender provisionalmente al presidente del organismo, José Jacinto Reyes, por comprometer con sus actuaciones la imagen de la entidad, entre otras razones.

De acuerdo con una declaración de la Fenifut, Reyes puso en peligro el desarrollo del fútbol en Nicaragua al tomar decisiones inconsultas relacionadas con el manejo presupuestario de la Federación, sobre todo en lo respectivo a los recién asignados fondos Forward de la FIFA.

Igualmente sostiene que el directivo tuvo desavenencias con el cuerpo técnico de las selecciones nacionales y realización de cambios en las direcciones técnicas de los mismos de manera personal sin consultar con las comisiones o direcciones respectivas.

Asimismo, refiere discrecionalidad por parte de Reyes en la contratación de personal administrativo de la federación sin presentar curriculums ni hacer averiguaciones necesarias.

A su vez, siempre según la fuente, realizaba un manejo discrecional de los fondos provenientes de la renta del estadio, sumado a la contratación del administrador del mismo, haciendo caso omiso a recomendaciones del Comité Ejecutivo.

Por otra parte, indica que Reyes intervenía en las decisiones de la Comisión Disciplinaria, Comisión de Apelaciones y Comisión de Competencia, al tiempo que centralizaba la correspondencia y manejo administrativo de la Federación, lo que -según Fenifut- entorpecía el cumplimiento de los planes de trabajo.

De esa manera el Comité Ejecutivo de la Fenifut dejó en funciones de presidente interinamente al primer vicepresidente, ingeniero Manuel Salvador Quintanilla, y delegó a éste y al miembro Martin Duarte para acompañar en el proceso de entrega inmediata.