Detienen en las esquinas a dos camiones con migrantes sin documentos provenientes de África.

La noche de este miércoles se detuvo en las esquinas Carazo un camión con 40 africanos migrantes, dos patrullas de la Policía Nacional, se movilizaron al lugar, el camión era conducido por dos nicaragüenses.

Al poco tiempo fue detenido en el mismo sector otro camión con más de 50 migrantes entre ellos una mujer embazada que presuntamente fue trasladada al Hospital Regional Santiago. La Policía Nacional no brinda ningún tipo de declaraciones al respecto de los casos.

Según información extraoficial los migrantes llevaban la cantidad de siete mil dólares que sería utilizado para pagar a los coyotes.

Africana en riesgo

Se confirma la hospitalización de una mujer africana quien se encuentra en la unidad de Alto Riesgo Obstetricio (ARO) del Hospital Escuela Regional Santiago de Jinotepe. La migrante fue detenida la noche de ayer en la redada por lo que se encuentra fuertemente resguardada por agentes policiales. De nacer su bebé aquí automáticamente sería un ciudadano nicaragüense.

Migrantes enfermos

Wilmer Moy es otro migrante que se encuentra desde hace más de tres días en el Hospital Santiago despues que presuntamente cayera de un vehículo en movimiento. El Migrante es originario del Congo. En el Hospital Regional hemos intentado entrar pero se nos niega la entrada por que presuntamente se viola los derechos de las personas migrantes al ser grabadas, según declaraciones de personal de este centro.

Migrantes se entregan en Carazo

Alrededor de 12 migrantes africanos se entregaron la tarde de este miércoles a las autoridades militares en el departamento de Carazo.

Con mochilas en los hombros, hambrientos y rostros mojados de lágrimas, cinco mujeres, un niño de cinco años y seis hombres caminaron por la carretera hasta llegar a la base militar que se encuentra en la comunidad de Amayito, jurisdicción de la ciudad de Diriamba.

"No tenemos más dinero para seguir, ni comida, ni agua, no tenemos nada, todo lo que teníamos nos lo robaron los guías, intenté ya tres veces y nada, aquí vuelvo a quedar, ya sabemos que nos mandarán a Costa Rica y es mejor que andar aguantado aquí", dijo Oscar Branding, originario de El Congo, África.