Imagen circulada en redes sociales el día de la agresión

"El Santo Padre está feliz, (pero) está muy preocupado por lo que pasó (en Diriamba), ¿ok?", dijo hoy el nuncio durante un acto en Managua en entrevista al Nuevo Diario

El representante del papa en Nicaragua manifestó que "el llamado del Santo Padre es que quiere que se respeten los derechos humanos, no solamente de los obispos, que sería mirar solamente una parte".

El Nuncio Apostólico en Nicaragua, Waldemar Stanislaw Sommertag, dijo hoy que el papa Francisco está "muy preocupado" por lo que sucedió el pasado lunes en Diriamba, Carazo, donde un grupo de obispos sufrió ataques verbales y físicos de parte de turbas y parapolicías.

Por su parte en Nunció aseguró en entrevista al Nuevo Diriaio,  sentirse bien en el país. "Yo me encuentro muy bien aquí en Nicaragua, me siento como si fuese mi segunda casa, porque tengo muy lindos recuerdos y estoy seguro que van a seguir estos lindos recuerdos. Hay momentos así (ataque en Diriamba), hay que pasar también esos momentos para comprender más y hasta para amar más a Nicaragua"