Imagen de referencia a las muetras de protestas en Carazo

La oficina de derechos humanos de Naciones Unidas denunció el martes una serie de irregularidades y actos de tortura por parte “del gobierno o por elementos armados que parecen estar trabajando en coordinación con ellos”, señaló el portavoz de derechos humanos de la ONU, Rupert Colville.