Sábado, Julio 20, 2019

La nicaragüense Jessica Ileana Oporta y el francés Sasha Mirc fueron condenados a cumplir 10 años y un mes de cárcel cada uno, por el secuestro de un niño perpetrado en Pozos de Santa Ana, en Pavas, Costa Rica, el primero de noviembre del 2018.

Tras la acusación de la Fiscalía Adjunta contra el Narcotráfico y Delitos Ligados, la pareja se declaró culpable ante el Juzgado Penal de Pavas, de haber cometido los delitos de sustracción agravada de persona menor de edad, en concurso ideal con los ilícitos de uso ilegal de uniforme y agresión con arma.

Según logró probar la Fiscalía, los imputados vigilaron y siguieron a los padres del menor, para establecer las actividades y recorridos habituales y sustraer al niño.

Una vez con la estrategia establecida, los delincuentes decidieron llevar a cabo el plan, se vistieron de agentes del Organismo de Investigación Judicial y montaron un retén para detener a las víctimas y cometer el delito.

Cuando sustrajeron al menor, la nica y el francés se dieron a la fuga; sin embargo, el padre del niño los siguió y los detuvo a menos de un kilómetro de donde ocurrieron los hechos.La Policía Municipal de la zona llegó a atender la emergencia y detuvo a los sujetos, que desde entonces quedaron detenidos.

Se desconocen los motivos que tuvieron el francés y la nicaragüense para secuestrar al menor, para lo cual hasta utilizaron uniformes de las autoridades ticas.