El expresidente de Perú Ollanta Huamala y su esposa Nadine Heredia fueron enviados a prisión por 18 meses.
Un juez peruano ordenó el jueves enviar a prisión preventiva por 18 meses al expresidente Ollanta Humala y a su esposa Nadine Heredia mientras son investigados por los presuntos delitos de lavado de activos y corrupción ligados al caso Odebrecht.
De este modo Humala, un militar retirado del Ejército, de 55 años, se convertirá en el segundo exmandatario peruano tras las rejas. El expresidente Alberto Fujimori, que gobernó el país de 1990 a 2000, está en una cárcel de Lima donde cumple una sentencia de 25 años por los delitos de asesinato y corrupción.

El magistrado Richard Concepción dijo desde una sala judicial que el peligro de fuga de la pareja se intensificó y existe un alto grado de que puedan eludir a la justicia y obstruyan las pruebas. Concepción ordenó en febrero la cárcel preventiva para otro expresidente, Alejandro Toledo (2001-2006), quien vive en Estados Unidos y aún no ha sido extraditado.

La pareja -que durante el periodo de gobierno de Humala (2011-2016) fue considerada la más poderosa de Perú- debe ser internada de inmediato en una cárcel por 18 meses, añadió el juez. Hasta el momento no se ha determinado a qué prisión serán enviados.

Humala y Heredia, de 41 años, no asistieron a la sala judicial y esperaron el resultado de la decisión en su domicilio, como lo permite la ley. Poco después del pronunciamiento del juez la pareja salió en una camioneta rumbo a dicha sala, adonde llegó rodeada de vehículos policiales que los custodiaban en medio de arengas de unas dos decenas de simpatizantes.

Ambos escribieron en sus cuentas oficiales de Twitter durante su traslado al juzgado. "Esta es la confirmación del abuso del poder, al que nosotros le haremos frente, en defensa de nuestros derechos y de los derechos de todos", escribió Humala.

Por su parte, Heredia dio las "gracias a los que no sentencian antes de tiempo y que creen en la inocencia hasta que existan pruebas en contra. HOY no han sido presentadas". Humala ha negado los cargos, calificándolos de infundados.
VOA