fbpx
Sáb, Oct 19, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Al menos 28 personas murieron cuando aviones de guerra atacaron un campamento de refugiados el jueves en Siria, informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.
Entre los fallecidos hay muchas mujeres y niños muertos.

Rami Abdul Rahman, director del grupo de monitoreo con sede en Londres, dijo a CNN que no estaba claro si aviones sirios o rusos llevaron a cabo el ataque aéreo, el ataque tuvo lugar sobre el campo Kamuna, junto al pueblo de Sarmada en la parte norte de la provincia de Idlib, en la frontera con Turquía, según el Observatorio, Majd Khalaf, oficial de defensa civil en Siria, dijo que el número de víctimas puede subir debido a que muchas personas resultaron heridas. Dijo que dos aviones de combate atacaron el campamento, según testigos presenciales del equipo de defensa civil entrevistadas.

El bombardeo fue parte de los intensos combates que estallaron en Siria un día después de que Estados Unidos y Rusia negociaron un alto el fuego en Aleppo, una de las ciudades más devastadas por la guerra del país. El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que "no hay excusa justificable" para un ataque aéreo en un campo de refugiados. Dijo que no había aviones de Estados Unidos o la coalición operando en la zona, ONU: "Ataque podría ser un crimen de guerra" Stephen O'Brien, jefe de ayuda de la ONU, condenó el ataque aéreo y dijo que este podría constituir un crimen de guerra. "Si se encuentra que este obsceno ataque se dirigió deliberadamente a una estructura civil, podría constituir un crimen de guerra", O'Brien destacó que miles de sirios se han visto obligados a abandonar sus hogares en lo que va de este año "Los continuos combates y ataques aéreos significan que los más vulnerables, niños asustados, las mujeres y los hombres no tienen ningún lugar seguro a dónde ir", dijo.