Imagen de El Nuevo Diario

La madre de las adolescentes es de origen nicaragüense y según familiares tiene unos 20 años de vivir en Estados Unidos dónde nacieron las dos menores María, de 14 años e Isabella Pérez, de 15, quienes murieron de heridas de bala presuntamente a manos de su padrastro.