fbpx
Sáb, Sep 21, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

El Instituto Nicaragüense de Energía (INE) aplicó este mes otro aumento en la tarifa eléctrica residencial de 1.43 por ciento, con este nuevo incremento el ajuste acumulado desde diciembre del año pasado se acercaría al 10 por ciento para el caso de la tarifa domiciliar, según reflejan cifras oficiales.

Basado en el nuevo pliego tarifario, el INE determinó que los que estén en el consumo residencial de entre 25 kilovatios y más de 1,000 kilovatios por mes, la tarifa pasará de entre 2.9338 córdobas y 14.9301 córdobas en marzo a entre 2.9760 córdobas y 15.1450 córdobas por kilovatio en junio, eso equivale a un aumento que ronda el 1.43 por ciento.

Si se compara la tarifa eléctrica residencial de junio con respecto a diciembre del año pasado, el aumento acumulado promedio es de 9.79 por ciento, según reflejan las cifras oficiales.

El ajuste fue oficializado en La Gaceta del 18 de junio y en el mismo se estableció que  el precio medio de venta al consumidor final pasó de 219.8 dólares por megavatio en marzo (la última resolución emitida por el INE)  a 226.5 dólares por megavatio en junio, es decir 6.7 dólares más.

El nuevo precio por megavatio se aplica en cada unos de los escalafones que componen el pliego tarifario, que abarcan la tarifa residencial, comercial, industrial y de irrigación, que también sufrieron alzas. El incremento entró en vigencia a partir del 1 de junio, por lo que será en la factura de julio que ya aparecerá el encarecimiento.

Esto representa un golpe fuerte para los consumidores, que este año han tenido que lidiar con el incremento de los productos de canasta básica que fueron gravados con la reciente reforma a la Ley de Concertación Tributaria, más los vaivenes en los precios de los combustibles.

El presidente de la Cámara de Energía, César Zamora en entrevista con LA PRENSA en semanas recientes admitió que el Gobierno este año venía ajustando la tarifa eléctrica para afrontar el incremento de las pérdidas comerciales que está sufriendo la distribuidora Disnorte Dissur, debido a que está teniendo problemas de recaudación en el cobro de la factura.

Zamora en esa ocasión explicó que la alza acumulada en la tarifa este año era casi del seis por ciento, pero los números oficiales indican que realmente es de casi el diez por ciento, con el nuevo ajuste de junio.

La Prensa