En un verdadero Ángel para las personas que padecen diabetes, se ha convertido en Carazo, doña Tita Obando, impulsara de la Asociación de Diabéticos de Carazo, ASDICA.

Por padecer la enfermedad, doña Tita, manifiesta que junto a otras personas, especialmente médicos y aliados en los medios de comunicación, fundó hace ya 17 años, ASDICA, organización sin fines de lucro, que sobrevive como ella misma asegura por la bondad divina, pues únicamente cuenta con un aporte de tres mil córdobas que cada mes le entrega la Alcaldía de Jinotepe.

No obstante, ha entregado medicamentos, sillas de ruedas, muletas, andariveles, bastones y atendido medicamente a mil 600 diabéticos del departamento, con los recursos limitados que son complementados con las actividades propias que organizan todos los meses, que ahora, han escaseado porque el motor de ASDICA, doña “Tita” sufre pacientemente los estragos de la enfermedad.

A los pacientes, precisó la señora Obando, también, se les ha entregado lentes y lo más importante, charlas educativas, porque si cada día se descubre un caso de diabetes es porque la población no se cuida, sigue consumiendo alimentos chatarra, salsas y condimentos en vez de las chiltomas, el tomate, ajo y lo que la naturaleza nos ha dado.

Llamó por lo tanto a la población, a mejorar sus hábitos alimenticios, consumir frutas y verduras, mucha agua y sí ya es diabético acercarse a ASDICA para recibir las charlas motivacionales, las consultas médicas y el tratamiento adecuado. Según el Ministerio de Salud, en Carazo, la diabetes afectaría a por lo menos el 8 por ciento de la población, pero doña “Tita” cree que el porcentaje es del 13 por ciento, o más.

Hoy por la tarde, el día del diabético, será celebrado  en ASDICA y especialmente la gran dicha que tienen los pacientes de contar con el apoyo de esta organización y de una mujer ejemplar como doña Tita Obando.