Imagen de Cortesía

El ingeniero, William Marín, que asegura que ganó la tercera diputación en el departamento de Carazo el año pasado, ahora aspira a la silla edilicia de su natal Jinotepe, esta vez, junto a la deportista y abogada, Elisa de los Ángeles Aburto Medina, su compañera en la vicealcaldía y 50 ejemplares ciudadanos entre propietarios y suplentes que complementan la plancha como candidatos a concejales, entre ellos el periodista, José Daniel Hernández Duarte.

Marín, ingeniero químico, promete que esta vez cada voto a su favor será defendido en la propia Junta Receptora de Votos, según él para que no ocurra lo del año pasado cuando afirma que fue despojado de la tercera diputación en el departamento de Carazo.

Los fiscales, expresó, están preparados para defender el voto, tras señalar que en las visitas a los barrios y comunidades la población le ha manifestado un interés para que Jinotepe cambie con una nueva administración y que este es el momento para hacerlo.

No quiso referirse a lo que le promete a los jinotepinos en caso de ganar la municipalidad, aunque manifestó que la propuesta ya está lista y es amplia, porque abarca a la niñez, juventud y los graves problemas de la ciudad, como el desorden que impera y la atención a los espacios públicos, incluido el parque central, entre otros planteamientos.