Imagen de referencia

El Gobierno de Costa Rica anunció que empezará a expulsar extranjeros con antecedentes penales, al tiempo que endurecerá sus controles migratorios para evitar que personas con su hoja de delincuencia manchada, ingresen a suelo nacional.

El anuncio lo hizo el Ministro de Seguridad Pública, Luis Gustavo Mata Vega en conferencia de prensa en la Casa Presidencial. Esta tarde, el Presidente de la República, Luis Guillermo Solís ordenó a los mandos de las fuerzas policiales del Poder Ejecutivo darle un informe pormenorizado sobre las acciones emprendidas en materia de seguridad.

Mata anunció que se seguirán revisando y aplicando los procedimientos para agilizar la expulsión de personas extranjeras vinculadas a actividades delictivas, siempre apegado al debido proceso y a lo establecido en la Ley de Migración.

El Ministro señaló que la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, recientemente, le dio la razón al Ministerio de Gobernación al haber impedido que un sujeto con antecedentes penales entrara a suelo nacional.

Adicional a esa medida, el jerarca de Seguridad anunció que intensificará el control y rigor para la tenencia de armas, para incrementar las sanciones por tenencia ilegal y la prohibición de importación de municiones para armas ilegales.

“Reactivaremos e incrementaremos los operativos policiales. De igual manera reforzaremos las operaciones de ataque al narcotráfico internacional como al microtráfico interno. Ampliaremos de acciones de cooperación policial marítima con marinas de Francia y Holanda, para potenciar el control en el Mar Caribe”, dijo el Ministro.

Por otro lado, el Gobierno analizará los combustibles subsidiados a pescadores, ya que algunos de los beneficiados han estado involucrado en narcotráfico. El Ministro pidió a la Asamblea Legislativa la aprobación de la reforma a la Ley de Armas y Explosivos; la Ley de extinción de dominio; la Ley que reforma la Dirección de Inteligencia y Seguridad Nacional, así como la Ley de Jurisdicción especial contra el crimen organizado.

Estas medidas se toman luego de que el lunes anterior, una escuela privada en Escazú fuera epicentro de un violento ataque que dejó dos hombres fallecidos, uno de ellos de origen libanés y quien tenía antecedentes penales. En dicho suceso, un menor de edad resultó herido de bala y fue atropellado por uno de los vehículos involucrados en el atentado.

La Primerísima