Imagen de referencia

Esta crónica de la triste realidad de un niño de 8 años a quien llamaremos Felipe crónica contada en primera persona...

Felipe (Nombre ficticio)

Mi nombre es Felipe, mi edad no importa ahora, pero te contare lo que viví de los 7 a los ocho años, te contare esta historia como que está pasando en este momento.

Vivimos mamá, papá y mi hermanito en una casa grande, recién cumplí los 7 años y me siento fuerte, me encanta el béisbol de grande seré un campeón que jugará con el Bóer, ganaré todos los juegos.

Llegó mi tío

Hoy llegó a mi casa un hermano de mi papá se llama Rodolfo, se había ido un tiempo a Costa Rica a trabajar, nos trajo regalos y estoy feliz porque me trajo una manopla, un bate de béisbol y una bola.

Mi tío Rodolfo me dijo que pronto iremos al campo a probar lo que me trajo de regalo según escuche mi papá le dijo que se quede en la casa porque el aquí no tiene casa, solo en Costa Rica.

En la casa hay dos cuartos uno de mi mamá y mi papá y el de mi hermanito y yo, ahora que mi tío está en la casa se quedará en el cuarto con nosotros en una de las camas y mi hermano y yo dormiremos juntos.

Mi tío se levantó temprano y le dijo a mi papá que él puede recogernos en la escuela al medio día.

Al salir de la escuela mi tío Rodolfo ya estaba afuera, él es muy amable, en casa se puso a jugar conmigo a enseñarme como se usa el bate, la manopla y como se lanza la pelota.

Mi hermanito durmió en la tarde y yo me divertí mucho con mi tío

Han pasado muchas semanas

Como de costumbre mi hermanito dormía por la tarde, estaba lloviendo y adentro de la casa mi tío me dijo que me enseñaría a jugar con otro tipo de “Bate”. Me llamó detrás de la puerta y se bajó el pantalón, me dijo que tocara, he sentido miedo, no sé qué decirle, me dijo “Felipe, este es un juego que solo podemos conocer vos y yo, te voy a ir enseñando, pronto te va a gustar mucho jugar con este bate”

La lluvia se detuvo y mi tío me dijo que mañana seguiríamos jugando, a mí no me ha gustado ese juego, pero él dice que me gustará.

La noche

Nos fuimos a dormir por que empezó a llover fuerte, había relámpagos, truenos y una lluvia que hacía parecer que el cielo se partía en dos. Mi hermanito ya estaba dormido en nuestra camita, y yo me acomodé a la par de él.

Apagaron las luces y la lluvia era más fuerte, con el sonido de los truenos y el brillo de los relámpagos mire a mi tío parado junto a mi cama, con otro relámpago mire que tenía el dedo puesto sobre sus labios con el gesto de que me callara y yo me quede en silencio.

Se acercó a la cama y me dijo muy cerquita del oído, “vamos a jugar ahorita con el bate que tocaste temprano”. Me tomó las manos y las llevó hacia él, hizo que lo tocara una y otra vez sin saber que estaba haciendo, tenía miedo, y miraba una cara como de felicidad cada vez que un relámpago alumbraba su rostro.

Él se encargó de guiar mis manos, y no sabía que decir; la lluvia persistía, en un momento retiró mis manos y me dijo “Bien hecho, pronto estarás listo para jugar mejor, acordate que es nuestro secreto y no le podes decir a nadie”.

El siguiente día pasó por nosotros en la escuela, me abrazó y me dijo “buen chico hoy aprenderás a jugar mejor con el bate”, yo me encogí de hombros.

Confianza

Mi mamá dijo que haría un turno de noche y mi papá iba a hacer un viaje a Rivas a una gente que iba para una peregrinación. Decidieron dejarnos con mi tío ese sábado pues él es un hombre que nos ha cuidado y es de confianza.

Sábado solos

Mi mamá se fue a trabajar, a su turno en la zona franca, mi tío la despidió y le aliño unas frutas que trajo del mercado, mi papá también llevó para su viaje a Rivas. Esa tarde jugamos hasta el cansancio en el patio.

Llegó la noche y mi tío dijo que era hora de dormir, mi hermanito se durmió muy rápido y me dijo que esta noche dormiría con el que ahora si ya estaba listo para jugar, dijo que había aprendido mucho, y me felicitó porque era un buen niño, había aprendo rápido,

Dijo quererme mucho y que nunca me haría daño. Me acosté en la cama que él duerme y apagó la luz. Me susurró “Estás preparado para aprender a jugar, vos sos un niño que aprende rápido” luego me dijo “esta vez el juego será diferente”

Hizo que me quitara la ropa, sentí miedo y vergüenza, recordé que en la escuela, un día la maestra dijo que los niños no deben estar desnudos frente a los adultos cuando volví a casa le pregunte a mi mamá, pero solo me dijo que esa maestra le abre la mente a los niños que es loca.

Empezó a tocarme, me dijo que este juego me gustaría, tomo algo como un aceite y me untaba en el cuerpo, me tomo la palomita, me dijo este batecito un día será como el mío, con una emoción que yo no comprendía dijo “Felipe esto te va a gustar” y me penetró, di un grito de dolor, pero el tapo mi boca con sus manos, empecé a llorar y no pude decir nada. Yo lloraba, mientras el continuaba haciéndome cosas, tocaba mi palomita y yo no sabía que estaba pasando, pero no me gustaba era doloroso, no supe en que momento todo terminó y él me dijo que yo era un buen chico, que ahora si sabía jugar y que era un juego secreto.

Esa noche llore y el me acariciaba la cabeza y me abrazaba, lloré en sus brazos, y dijo pronto estaría bien porque él me iba a cuidar.

Al día siguiente que llegaron mis padres, no me atreví a preguntar nada, pero sabía que algo no estaba bien, esta historia se repitió no sé cuántas veces y siempre era lo mismo él decía que me quería y yo le creía.

Nadie nunca supo de ese juego así pasó un año, me hacía tocarlo, me decía que lamiera su bate, me abrazaba me besaba la frente y me decía que era un buen chico.

Él quería violar a mi hermano

Después de un año de jugar con él al menos una vez a la semana, un día, luego de mi hermanito llegara de la escuela, le dijo “que rápido has crecido ya pronto aprenderás a jugar como Felipe, vas a jugar con el bate como Felipe lo hace”, por instinto empecé a llorar, y llegó mi papá me preguntó porque lloraba y le dije “Mi tío quiere poner a mi hermanito a jugar con el bate”, a lo que mi papá me respondió “Eso es normal, ya te enseñó a vos ahora que le enseñe a él”. Yo seguí llorando y le dije que no quería, mi tío un tanto nervioso me abrazó y me dijo “Vos siempre serás mi favorito, tranquilo no le enseñare aún solo vos y yo seguiremos jugando”.

Esa noche mi tío se cruzó a mi cama y me susurró que por que había contado nuestro secreto que debía permanecer callado y no mencionar nada más, por alguna razón no quería que a mi hermano, él le hiciera lo mismo que a mí conmigo, así que el día siguiente le dije a mi papá lo que mi tío hacía, mi papa me dijo que era un mentiroso que los niños buenos no dicen esas cosas, mi mamá andaba trabajando y mi papá me prohibió que le contará a alguien más.

Cuando fui la escuela con mucho miedo le pregunté a la profesora por que los niños no deben estar frente a los adultos desnudos, me dijo que no era correcto y que yo no debía dejar que adultos tocaran mi pene, fue la primera vez que escuche ese nombre y pregunté que era, la profesora fue por un libro de ciencias para explicarme; en ese momento le dije a ella todo lo que había pasado y le conté el juego en el que mi tío hacía llamar “Bate” a su pene y que lo introducía en mi cuerpo, le conté todo lo que pasó ese año, ella empezó a llorar y me abrazó, yo también lloraba no sabía por qué.

Esa tarde la maestra no me dejó ir con mi tío y exigió a mi papá que llegara con mi mamá. Ese día mi mamá estaba libre, llegó la profe le contó todo y mi mamá empezó a llorar desconsolada.

Yo seguía sin saber que pasaba, mi madre, llamó a mi papá, pero él dijo que no era cierto, mamá apoyada por la maestra me llevó a la Policía a contar lo que pasó, esa tarde le conté como a 5 personas mi terrible historia, era un sufrimiento para mí estar narrando todo de nuevo, porque sentía que lo estaba viviendo.

Empezó otra tortura

Me mandaron a un médico forense, me desnudó y me hizo exámenes, mi madre lloró mucho con los resultados de los exámenes. No sé qué dijo el doctor, mi mamá llamó a mi papá y le dijo lo que decía el forense y mi papá dijo que yo era un mentiroso.

A mi tío se lo llevaron policías, mi mamá corrió a mi papá de la casa, tuve que contar otras veces más lo que pasó y según supe mi tío Rodolfo estará preso por lo que me hizo. Ha pasado el tiempo y me hago pipi en la cama por las noches, también tengo pesadillas y veo a mi tío en ellas, en las noches de lluvia me muero de miedo y lloro.

Apoyo

Mi profesora es la única que ha estado ayudándome, siempre platicamos y ella me ayudó a integrarme a un grupo de jóvenes organizados donde no me critican, ni me recuerdan lo que pasó, al contrario, me ayudan, y hay muchos que vivieron lo que yo.

Es bien feo lo que me pasó y me doy cuenta el grave error de los padres al decirle a los niños que sus partes íntimas son panes, paloma, sapito, chunche, cosito, porque hace que nos confundamos y que no sepamos explicar que es lo que está pasando.

Lamentablemente la mayoría de los abusadores sexuales dan una imagen de persona cariñosa, atenta, comprensiva con el niño y la niña, según me han explicado los psicólogos que me han ayudado, el abusador se vuelve el refugio y protector de la víctima para luego someterla sexualmente, como me paso a mí con mi tío quien me decía que yo era un buen chico.

Te cuento datos

Según he leído ahora que ya entiendo todo, cada hora ocurren dos delitos sexuales en Nicaragua, según datos del Instituto de Medicina Legal (IML). Esta institución atendió el año pasado a 16,000 personas por el delito de violencia sexual, de estas 7,600 fueron niñas menores de 13 años, lo que representa el 47.5% de los casos, según Zacarías Duarte, director del instituto.

Un informe de Unicef destaca que el abuso sexual infantil es un hecho traumático que habitualmente no deja lesiones físicas específicas, sin embargo, produce lesiones psicológicas, heridas ocultas que, a corto o mediano plazo, pueden generar estrés postraumático, regresiones, conducta erotizada, distorsiones cognitivas, diversos trastornos de conducta y del aprendizaje y cambios inexplicables en el niño o niña abusada.

Imágenes libres de derecho: Pixabay, unsplash.

Datos Legales: Doctora en leyes, Jackeline Laguna

Datos estadísticos: Conferencias de Medicina Legal.

Argumento, recomendaciones Psicológicas: Psicóloga Brenda Vazquez

Penas por abuso sexual

Fotos de: Frente Amplio Chile

Cárcel para médicos que violenten a emba…

Una polémica iniciativa de ley propuso este jueves la Bancada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), cuyo nombre es: “Ley del Nacimiento Humanizado”, que propone la adición del artículo 11 a...

Fotos e información de: Diócesis de Matagalpa.

Monseñor Álvarez visita a joven amputado

Monseñor Rolando Alvarez, Obispo de la Diócesis de Matagalpa, visitó la tarde del 22 de febrero, a Juan Rafael Lanzas Maldonado, quien en las últimas semanas ha consternado el corazón...

Imagen de Cortesía

Roban bicicletas en barrio de Jinotepe

Varias bicicletas han sido robadas en el barrio Dulce Nombre de la ciudad de Jinotepe por un sujeto que solo describen como "Un moreno, alto".

Imagen de Cortesía

Inseguridad en barrio 25 de Julio

Del jicote uno una cuadra a la sur denuncia ciudadanos de Jinotepe es foco de inseguridad con jóvenes en riesgo que mantienen con miedo a los pobladores.

Imagen de Referencia

Se estanca la discusión del salario míni…

La negociación para definir el nuevo salario mínimo está estancada y todo hace indicar que será el Ejecutivo el que decida la tabla salarial que regirá en 2018.

Imagen de Cortesía

Caraceño afirma: Abusaba de mi hija meno…

Un indignate declaración del sujeto que abuso a hija desde que tenía 9 años.

Imagen de Cortesía

Taxis de Hulesa sienten que no perturban…

El grupo de los  taxistas aparcados en Hulesa aseguran que estan brindando un servicio que la población necesita, pues les urge trasladarse a sus centros de labores o estudios y...

Tomado de: TELENORTE Estelí

Inicia construcción del primer mega parq…

50 Millones de córdobas serán invertidos en las labores de construcción del nuevo parque de la Familia y La Comunidad, el cual estará ubicado detrás de donde se sitúa actualmente...

Imagen de Alberto Cano

25 millones de córdobas invertidos en In…

A 25 millones de córdobas asciende el monto que se invierte en el reemplazo total del Instituto Nacional Juan José Rodríguez, de la ciudad de  Jinotepe.

More from this category