fbpx
Vie, Sep 20, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Imagen de referencia

Después de que se dio a conocer el caso de una joven que afirmo intentaron secuestrarla otros casos han salido a luz y lo que causa más temor es las múltiples desapariciones que a diario son reportadas en medios de comunicación.

Hace un par de días varios medios nacionales y locales dieran a conocer la historia de “Wendy” —a quien se llamó así porque pidió el anonimato— otras jóvenes han contado experiencias algo similares a la que sufrió esta estudiante.

Luego de lo publicado, “Ana”, decidió también dar a conocer su caso que ocurrió a pocas cuadras de lo que pasó con “Wendy”, la única diferencia es que ella no iba sola y el hecho ocurrió hace aproximadamente 1 año y medio.

“Nosotras (su compañera de clases y ella) íbamos caminando (sobre la calle principal de las Américas Uno) como a las 7:00 de la noche, entonces vimos un microbús color gris que de pronto frenó de golpe al lado de nosotras, los hombres nos quedaron viendo y empezaron a abrir la puerta, entonces por instinto lo que hice fue agarrar la mano de mi amiga, salir corriendo y meternos a un andén, corrimos hasta que los perdimos de vista”, relató la joven. Pero ese no fue el primer suceso que ocurrió con “Ana” y su compañera de clases, pues dos días antes -a eso de las 11:00 de la mañana- dos personas que iban en una camioneta las quedaron viendo de una manera extraña.

“Cuando íbamos cerca del CDI (de las Américas Uno) de repente sentimos que había una camioneta siguiéndonos a paso lento desde que salimos de la universidad, de pronto iban al lado de nosotros y a nuestra velocidad. Esa camioneta era una Hilux doble cabina, no tenía placa y las personas que iban bajaron el vidrio, iba un hombre manejando y al lado una mujer como de unos 40 años, pelo teñido en rubio y nos quedó viendo raro, como estudiándonos”, dijo la estudiante. Añadió que en esa ocasión también se metieron a un andén, “entonces ellos estuvieron parqueados ahí un buen rato hasta que dieron la vuelta para el lado de la universidad de nuevo”.

Al ocurrir dos situaciones extrañas, “Ana” supuestamente decidió hablar con el jefe del sector del Distrito Siete de la Policía “y ellos en efecto me dijeron que era una banda que traficaba ahí... que nos andaban siguiendo, pero hasta ahí, no pasó a más”, contó la joven. HOY se dirigió al Distrito Siete de la Policía para pedir información, pero nos dijeron que en ese momento no había nadie quien atendiera.

Información de Periódico HOY