fbpx
Vie, Sep 20, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Imagen de referencia

Joven de 28 años de edad se suma a la lista de mujeres víctimas de violencia, esta vez la joven murió a manos de su ex compañero de vida.

En una comunidad de la zona rural de Estelí habitaba Sandra Abigail Acuña Sevilla, de 28 años de edad, junto a su hija de 5 años y fue hasta donde llegó Santos Miguel Silva Zeas, de 23 años, con quien supuestamente la mujer sostuvo una fuerte discusión.

Esa fatídica tarde se inició una discusión entre Sandra Abigail Acuña Sevilla y Santos Miguel Silva, una persona que se identificó como familiar de la fémina señaló que de repente escucharon un disparo en el interior de un cuarto y cuando llegaron a observar lo que pasaba vieron salir a Silva Zeas con un revólver en la mano y que en la habitación estaba Acuña Sevilla, quejándose del dolor y con abundante hemorragia en su vientre. El disparo entró en la parte baja derecha del abdomen sin orificio de salida.

De inmediato dieron aviso a la Policía Nacional sobre el caso, en donde agentes de la institución se trasladaron hasta el lugar de los hechos para iniciar las pesquisas acerca de este hecho, pero encontraron a los familiares que cargaban a la mujer, la subieron a la patrulla y la llevaron de urgencias al centro de salud Ada María López de la Tierra de los Alfareros donde una vez estabilizada en el centro de salud de Condega fue remitida al hospital regional San Juan de Dios de Estelí para recibir atención especializada, aunque desgraciadamente perdería la vida la madrugada del jueves.

Sandra Abigail Acuña Sevilla procreó una hija con Santos Miguel Silva y al parecer este sujeto llegó a la casa de ella, este 1 de marzo, con el fin de estar junto a la niña, pero se generó la discusión que terminó en tragedia.

Según expresaron los familiares, Silva Zeas habría llegado en estado de ebriedad y además supuestamente amenazó con el arma calibre 38 a otros parientes de la joven víctima.

Se presume que los celos habrían sido el detonante de este caso, supuestamente, este sujeto llegó con el pretexto de ver a la niña y le reclamó a la joven por qué se separó de él.

El presunto agresor es originario del municipio San José de Bocay, en el departamento de Jinotega.

Información: TN8