fbpx
Lun, Oct 14, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Imagen de referencia

Una adolescente, abandonó la madrugada de este jueves a su bebé recién nacida dentro de una bolsa de gabacha en un callejón a escasos metros de su vivienda, ubicada en el Distrito II de Managua.

La dramática y escalofriante escena fue descubierta por un joven que al pasar por el lugar escuchó los desgarradores llantos de un bebé, el cual estaba siendo mordido por un perro.

“Venía en mi carro cuando miré en el callejón un perro que estaba mordiendo una bolsa, pero lo raro para mí es que se movía y se escuchaban llantos (...) inmediatamente me bajé y pude ver que era una criatura, entonces empecé a pitar y hablar a los vecinos para que fueran testigos”, relató sorprendido Rodrigo Collado Vargas, de 30 años.

Con la presencia de vecinos, se avisó a la Policía y estos al llegar al lugar luego de ver que la niña aún estaba con vida, en una patrulla, inmediatamente la trasladaron de urgencia al hospital Antonio Lenin Fonseca.

Afortunadamente, la niña pese a presentar múltiples heridas y principio de hipotermia fue estabilizada por los médicos de turno y posteriormente remitida al hospital Materno Infantil Manuel de Jesús Rivera, “La Mascota”.

“Ver que estaba siendo mordida por un perro, dentro de una bolsa plástica llorando como luchando por su vida, eso me partió el alma por eso agarré una toalla y la envolví y le dije a los policías que la lleváramos al hospital para salvarle la vida (...) esa no se merece llamarse madre; mejor lo hubiese regalado, tantas mujeres que lloran porque no pueden dar a luz y esta fue hacer esa aberración”, manifestó en llantos Carmen López.

Agentes policiales con peritos y la Guardia Operativa iniciaron con las investigaciones y con la implementación de la técnica canina, minutos más tarde la madre fue arrestada. Se trata de Epifanía Alvarado Bermúdez, de 17 años, quien vivía a escasos 10 metros de donde dejó a su hija abandonada a su suerte, esta con frialdad manifestó que el parto lo hizo en el baño de su casa.

“Yo no sabía que estaba embarazada, me levanté en la madrugada porque sentí mucho dolor, pero al ver a la bebé me dio miedo la agarré y la eché en la bolsa y después la tiré en el lugar más cercano porque sentí temor que me descubrieran. Mi familia no sabía que estaba embarazada y tampoco que la había abortado y abandonado”, manifestó la joven, quien ya tiene otro hijo de dos años.

La Policía traslado a la mujer a las celdas de la Estación II donde será investigada y puesta a la orden del Ministerio Público para que responda ante la justicia por este condenable y repudiado hecho.

TN8