Imagen de Referencia

4 raunds fueron suficientes; Román cayó a la lona.

Se repitió la historia...

Román Antonio González, mejor conocido como "el chocolatito”, de origen nicaragüense no tuvo el mejor recibimiento a la vida. Le tocó sufrir (que es parte del vivir), vender, y emprender. Entrar al mundo de cuadrilátero y los guantes, entrenamiento (muchas horas), disciplina y viajes. Viajes que le obligaban a permanecer lejos de su familia; viajes que obstruían el disfrute de ella.

Dietas; dietas que debían cumplirse al pie de la letra, mucho entrenamiento y sacrificio para logran alcanzar cada corona que le ha dado fama, nuevos enemigos, muchos que dicen ser amigos y además se ha convertido en un personaje " De incidencia Política"

Román, después de ser derrotado por el tailandés Rungvisai en California este pasado 09 de septiembre, afirmó en entrevista a Levi Luna (periodista de medio de TV en Nicaragua) " La vida de un boxeador es difícil, tiene mucho sacrificio y hay que saber perder"

Al igual que Alexis Arguello, Román también terminó en la lona.

Por perder la pelea, mezclar la política y, especialmente, por ambicionar mucho fue y sigue siendo criticado Román González en todas las plataformas digitales por los internautas. Los medios consideran de primer grado de importancia la opinión pública, la libertad de expresión y sus manifestaciones.

Entiende y pone en la balanza cada juicio emitido por los y las nicaragüenses. Sin embargo, " el chocolatito" es y será un gran deportista del boxeo pinolero. Un hombre que cargo la bandera azul y blanco y, representó a cada habitante de Nicaragua.

Sos nuestro tetra campeón aún, decidas retirarte de este deporte. No podemos quedarnos con el agradecimiento por tus méritos:

Sos un Grande Roman

Por: Jemima Estrada