Bill Cosby llega a la corte del Condado Montgomery County en Norristown, Pennsylvania. Junio 5, 2017.

Acompañado por la actriz Keshia Knight Pulliam ex integrante de la desaparecida serie familiar de la televisión estadounidense, "El Show de Bill Cosby" que ayudó a cementar su imagen de buen hombre como el Padre de América, Bill Cosby llegó el lunes al primer día de su juicio por abuso sexual, donde se está jugando su legado y su libertad.

Cosby, de 79 años, está acusado de drogar y abusar de una empleada del programa de baloncesto de la Universidad Temple, en su mansión en un suburbio de Filadelfia en 2004.

El comediante podría pasar 10 años en prisión de ser hallado culpable. Su esposa estuvo ausente cuando el astro de la TV, usando un bastón de madera, pasó cojeando frente a docenas de cámaras antes de entrar al juzgado. El actor conversó con Knight Pulliam, quien interpretó a su hija Rudy en "The Cosby Show" mientras caminaban juntos, y sonrió, pero no dijo nada cuando alguien le preguntó cómo se sentía.

El juez Steven T. O'Neill pasó una hora instruyendo a los miembros del jurado, a quienes les recordó que no sigan las noticias en sus celulares.

El jurado, seleccionado en el área de Pittsburgh debido a la gran publicidad en torno al caso, permanecerá aislado durante todo el juicio, que se anticipa dure unas dos semanas. Los fiscales y la defensa presentarían sus argumentos de apertura más tarde el lunes.

Se espera que la acusadora de Cosby, Andrea Constand, de 44 años y del área de Toronto, suba al estrado esta semana para contar por primera vez su historia en público. El jurado consiste de siete hombres y cinco mujeres. Dos miembros son negros. Cosby ha insinuado que las acusaciones en su contra podrían tener motivaciones raciales.

Cosby se forjó una reputación de tipo bueno como padre y hombre de familia, dentro y fuera de la pantalla, durante su extraordinaria carrera de cinco décadas en el espectáculo. Creó personajes, como el notable doctor Cliff Huxtable, que conquistaron a blancos y negros, jóvenes y viejos, y pobres y ricos por igual. Con sus series, películas y giras de comedia ganó una fortuna estimada en 400 millones de dólares.

Pero una declaración jurada desclasificada en el 2015 reveló una vida privada despreciable, marcada por un largo historial de relaciones sexuales extramaritales con jóvenes mujeres. Docenas se pronunciaron públicamente para decir que Cosby las drogó y violó.

El plazo para procesar a Cosby había vencido en casi todos los casos. Este es el único que resultó en cargos penales contra el comediante. La abogada de celebridades Gloria Allred, quien se presentó para el primer día del juicio, dijo a los reporteros que espera que "haya justicia en este caso".

Allred representa a varias acusadoras de Cosby, incluida una mujer que trabajó para William Morris, la agencia de publicidad del comediante. Será la única otra acusadora que podrá testificar durante el proceso.

"No voy a predecir cuál será el desenlace", dijo Allred. "Veremos cuál es la evidencia. Pero este caso no va a decidirse en base a óptica, va a decidirse en base a evidencia, y finalmente el señor Cosby tendrá que enfrentar esa evidencia y confrontar a sus acusadoras".

El juez espera evitar que los reportes de la prensa afecten el caso como ocurrió en el juicio de O.J. Simpson por asesinato en los años 90. Las cámaras que dominaron el juicio de Simpson no están permitidas en las cortes de Pennsylvania.

"Tuvimos una resaca de O.J. por muchos años", dijo la profesora de la Escuela de Derecho de Loyola Laurie Levenson. "Como juez, uno se preocupa de que los abogados no alardeen, que la evidencia se presente de manera justa y que el jurado haga su trabajo y no caiga en todo ese ambiente del juicio afuera del juzgado".

Constand presentó una denuncia policial en el 2005 por lo ocurrido un año antes, cuando dice que Cosby la drogó y le metió la mano en los pantalones. El entonces fiscal de distrito dijo que el caso era demasiado débil como para procesar al comediante. Pero un nuevo grupo de fiscales acusó a Cosby hace un año y medio luego que la declaración jurada se hizo pública y numerosas mujeres se pronunciaron.

En una de las revelaciones más explosivas de la declaración jurada, Cosby dijo que obtuvo pastillas de metacualona en los años 70 para dárselos a mujeres con las que quería tener sexo.

Los abogados de Cosby han dicho que el encuentro con Constand fue consensual, y en repetidas ocasiones trataron de que el caso fuera desestimado. Dijeron que Cosby declaró en la demanda solo después de que le prometieron que nunca enfrentaría cargos.

También argumentaron que el tardío proceso hace que el caso sea imposible de defender, dado que han fallecido testigos, los recuerdos se han desvanecido y Cosby, dicen, está ciego.

La AP no suele identificar a personas que dicen ser víctimas de abuso sexual a menos que éstas lo autoricen, como Constand lo ha hecho.

VOA