Imagen de referencia

La Fuerza aérea estadounidense envió este fin de semana a Inglaterra a sus nuevos cazas con el fin de tranquilizar a sus aliados europeos ante una posible agresión rusa sobre el continente.

Los F-35 estarán varias semanas de entrenamiento con otras aeronaves y equipos del país norteamericano y de países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Según CNN, La Fuerza Aérea dijo que los F-35 fueron desplegados para apoyar la Iniciativa de Seguridad Renovada Europea (European Reassurance Initiative), un programa de billones de dólares que comenzó bajo el gobierno del presidente Obama en 2014 para mostrar su apoyo a los aliados de Estados Unidos después de que Rusia se anexionó Crimea de Ucrania.

Estos aviones son solo parte de la gran cantidad de aeronaves que Estados Unidos ha enviado al viejo continente, otros modelos han sido los F-22, F-16, F-15 y A-10.