No está claro de inmediato cuánto durará la paralización, que se anunció un par de horas después de la reanudación de los traslados

La evacuación de civiles y combatientes del este de Alepo quedó suspendida el viernes por la mañana después de que rebeldes dispararon a un convoy en uno de los cruces al enclave opositor en la ciudad, dijo la televisora estatal siria.

No estuvo claro de inmediato cuánto durará la paralización, que se anunció un par de horas después de la reanudación de los traslados.

La televisora estatal siria dijo también que los rebeldes trataron de sacar a los rehenes que tenían cautivos en su territorio.

Según la cadena libanesa Al-Manar, vinculada al grupo Jezbolá, el ejército de Damasco paralizó las salidas porque los rebeldes violaron el acuerdo de alto el fuego. Milicianos de Jezbolá participan en la guerra civil siria junto a las fuerzas del presidente sirio Bashar al-Assad.

La televisora libanesa Al-Mayadeen TV explicó por su parte que los autobuses aparcados en el paso de Ramouseh abandonaron la zona tras ser atacados por pistoleros.

Entre tanto, organizaciones de ayuda turcas atienden a los sirios que fueron evacuados de la ciudad de Alepo a una zona fronteriza controlada por la oposición, en la provincia siria de Idlib, dice el viernes un funcionario turco.

"Veinte autobuses desde Alepo han llegado a la zona seguridad controlada por el Ejército Siria Libre en Idlib", señaló el viceprimer ministro turco Veysi Kaynak. Unos 30 o 35 heridos están siendo atendidos en el hospital Sahra, justo al otro lado de la frontera, agregó.

Según Kaynak, Turquía discutió con fuerzas de la oposición siria la posibilidad de establecer un centro "dentro de una zona de seguridad en Siria". En declaraciones a la agencia de noticias Dogan, dijo que "Idlib no tiene capacidad física para acomodar a tanta gente".

Kaynak estimó que entre 80.000 y 100.000 personas podrían salir de Alepo bajo la tregua mediada por Turquía y Rusia.