Al menos once bebés prematuros murieron en un incendio que estalló en la madrugada del miércoles en un hospital de maternidad en Bagdad, capital de Iraq.

Otros siete niños y 29 mujeres fueron rescatadas de la maternidad del hospital Yarmouk y transferidos a otro hospital, dijo el ministerio en un comunicado.

A pesar de que el número oficial de víctimas es de once, una fuente policial elevó a una veintena la cifra de bebés fallecidos.

Las primeras investigaciones apuntan a que el fuego, que ha provocado grandes destrozos, se debió a un cortocircuito en el vestíbulo del hospital. Sin embargo, las autoridades han formado una comisión para investigar las causas del incendio y esclarecer si fue intencionado o accidental.

Tomado de: La Primerisima.